El IPL Facial es un tratamiento que mediante pulsos de luz intensa mejora eficazmente los signos visibles del envejecimiento cutáneo. La piel adquiere un aspecto más joven y luminoso.

 

Este tratamiento ha sido desarrollado por expertos dermatológos en todo el mundo y ha tenido una gran aceptacion por el público pues no requiere de baja laboral y el paciente puede continuar con sus actividades cotidianas.

 

Elimina y mejora:

 

    •    Léntigos solares y seniles
    •    Telangiectasias faciales
    •    Puntos de rubí
    •    Discromías
    •    Cuperosis
    •    Elasticidad y textura de la piel

El IPL Facial utiliza un sofisticado equipamiento para realizar una serie de sesiones con un intervalo de 3 a 4 semanas.

Es un procedimiento con mínimas molestias y sin periodo de recuperación.